Home / Tiendas de juguetes / Pontevedra / Centroxogo (Vigo)



Centroxogo (Vigo) 
 Cánovas del Castillo, 1 - 36202 Vigo (Pontevedra)
 986443791       centroxogo.com




La empresa Centroxogo se encuentra en Cánovas del Castillo, 1, en la ciudad de Vigo (provincia de Pontevedra) y puede atender a sus clientes a través del número de teléfono 986443791 o a través del email arriba indicado. En su sitio web centroxogo.com es posible encontrar mucha más información.
Contacta con nosotros si encuentras alguna errata.
Expresa tu opinión sobre Centroxogo con un voto: 






¿Qué se debe considerar a la hora de elegir un juguete para un niño? ¿Necesitas el asesoramiento de una tienda de juguetes en Vigo?
Para los niños el juego es una actividad necesaria que les ayuda en su desarrollo físico y emocional. Según la edad los niños pueden jugar con Marionetas, Plantillas de figuras para dibujar o Juegos de experimentos…

Según el tipo de juguete podremos estimular diferentes habilidades en el niño: manifestación de afectos, capacidad de expresión o equilibrio y control… El juego favorece la creatividad del niño y fomenta su maduración. Solicita información a una tienda de juguetes y conoce los cuales son los mejores juegos para cada etapa.

[10053]



*El texto que encuentras en esta página es un texto genérico sobre el sector de los juguetes. Este texto no ha sido escrito por Centroxogo ni describe sus servicios/productos.












Si Centroxogo no contesta o no está disponible para un presupuesto puedes siempre contactar con más Tiendas de juguetes de tu zona. A continuación te facilitamos las Tiendas de juguetes más cercanas a Centroxogo. O si lo prefieres puedes contactar una tienda de juguetes de la provincia de Pontevedra y solicitar más información.


¿Estás buscando juguetes para tu niño? ¿Vives en la zona de Vigo?...




El mejor juguete no es necesariamente el más caro. ¿Quieres recibir el asesoramiento...




¿Ha llegado el momento de comprar un juguete especial para tu niño y buscas...




¿Sabías que debemos tener en cuenta que el exceso de juguetes mata la fantasía...